¿Por qué nos cuesta tanto comprometernos?
Buscar

¿Por qué nos cuesta tanto comprometernos?


No hablo del compromiso con los demás, sino del compromiso más importante que es con uno mismo. El compromiso con nuestros deseos, metas, objetivos.

Diariamente me contactan personas que están desconformes con su trabajo/profesión, o no consiguen los resultados que desean, y buscan que las ayude a lograr sus objetivos y llevar adelante sus proyectos.


Pero cuando descubren que los resultados dependerán de ellas o de ellos mismos, que tienen que hacer un trabajo interno que llevará un proceso, y que no hay resultados de la noche a la mañana, desisten y encuentran mil escusas…


En principio las escusas más comunes son la falta de tiempo y dinero.


Pero cuando estas escusas pierden fuerza, porque reconocen que no son un impedimento para avanzar, vienen los miedos.


Miedo a no ser lo suficientemente bueno/a, miedo a fracasar, miedo al que dirán, y sigue la lista…


Emprender un proyecto o llevar adelante un objetivo nos obliga a comprometernos con nosotros mismos, de otra forma no lo lograremos.


Entonces, nos aterra el hecho de pensar que seremos dueños de nuestras propias acciones/decisiones y no podremos echarle la culpa a nada ni nadie, si tenemos un error, si algo no sale como esperábamos, si fracasamos, etc.


¿Y qué es lo más fácil?


Seguir como estamos, no avanzar y sobre todo no comprometernos. Por lo tanto, no podemos comprometernos con nosotros mismos en llevar adelante un proyecto porque sólo dependerá de nuestra voluntad y nuestras acciones.


Solemos tener creencias que nos limitan y frenan, no confiamos o no conocemos nuestras capacidades. Nos sentimos incapaces de asumir un compromiso, como por ejemplo lograr trabajar de lo que nos gusta y ganar dinero para poder vivir haciendo lo que amamos, porque creemos que somos inconstantes, no tenemos los conocimientos suficientes, no somos perfectos, podemos fracasar, etc.


Etimología de Compromiso


El prefijo con – (entero, junto, por completo)

La palabra promissus (promesa) compuesta con:

· El prefijo pro – (hacia adelante, a la vista)

· La raíz de missus – (enviado, mandado)


Fuente: http://etimologias.dechile.net/?compromiso


Puedo deducir que la palabra ‘compromiso’ nos obliga a ponernos en primer lugar, tener una promesa con nosotros mismos de que vamos a avanzar, ir hacia adelante, nos empuja a cumplir con esa misión con total entrega y por completo. Nos pone en evidencia ante los ojos de los demás (a la vista).

Una promesa que es completamente conmigo misma/o.

¿Cuáles piensas que son tus trabas o miedos que te impiden comprometerte con vos mismo o vos misma para lograr tus objetivos?


Deja tu comentario aquí debajo


---


Autor: Vanessa Lerner

Fundadora Grafo-Logos®.

A​sesora a empresas, profesionales y emprendedores desde el año 2006.

Contacto: info@grafo-logos.com









#articulo #marca #identidad #grafologiapublicitaria #compromiso #proyecto #objetivos #metas #deseos #emprender #miedos #creencias #tiempodinero

0 vistas